CAMBIOS DE LA NORMA OFICIAL MEXICANA NOM-005-SSA3-2018

¿SABÍAS QUE?… Si cuentas con un consultorio, éste debe cumplir con la regulación sanitaria que solicita la legislación en México y COFEPRIS. 

El pasado 9 de julio de 2020, fue publicado en el Diario Oficial de la Federación la actualización de la NOM-005-SSA3-2018 que establece los requisitos mínimos de infraestructura y equipamiento de establecimientos para la atención médica de pacientes ambulatorios, dejando sin efecto la NOM-005-SSA3-2010. 

La NOM-005-SSA3-2018 tiene por objeto establecer los requisitos mínimos de infraestructura y equipamiento que deben cumplir los establecimientos para la atención médica de los sectores público, social y privado que integran el Sistema Nacional de Salud, que proporcionen servicios a pacientes ambulatorios. 

Modificaciones de importancia

Dentro del alcance para los establecimientos de atención médica se especifican los sectores: público, social y privado, contemplados en el Sistema Nacional de Salud; anteriormente sólo se mencionaba servicios de atención médica. 

Para las referencias normativas se incluyen, entre otras, la de instalaciones eléctricas, características arquitectónicas, protección ambiental para manejo de RPBI y actualizaciones de las NOM en nomenclatura y emisión. 

Referente a las definiciones, se incluye el área de atención de parto, la calidad de la atención médica y seguridad del paciente. 

Se incluyen dos consultorios:

  • Consultorio de homeopatía: A todo establecimiento para la atención médica de los sectores público, social o privado, ligado a un servicio hospitalario o dedicado al ejercicio profesional independiente, en el que se realizan actividades de promoción, prevención, diagnóstico, tratamiento a través de medicamentos homeopáticos. 

  • Consultorio de optometría: A todo establecimiento para la atención médica de los sectores público, social o privado, ligado a un servicio hospitalario o dedicado al ejercicio profesional independiente, en donde se realizan actividades de medición de la agudeza visual, a través de exámenes de refracción y prescripción de anteojos graduados. 

Para este último consultorio, deriva de la Reforma efectuada en el año 2017 a la Ley General de Salud, en su artículo 79, donde se reconoce a la Optometría como una profesión médica y por tanto, fungir como profesional de la salud. 

Por otra parte, se hace mención que todo hospital debe contar con licencia sanitaria y en el caso de consultorios, deberán contar con aviso de funcionamiento mismo que deberá tramitarse 30 días anteriores en que se pretenden iniciar operaciones. En la NOM anterior (NOM-005-SSA3-2010) indicaba 10 días. Este punto es importante, ya que como sabemos, hoy en día aún existe un porcentaje considerable de establecimientos que no están regulados, desconociendo la documentación y logística para contar con lo que las Autoridades Sanitarias estipulan. 

En otra vertiente, se hace mención sobre la importancia de contar con el mobiliario que permita guardar y disponer de los expedientes clínicos en todo momento, documento crucial en el acto médico. 

Para el apartado del botiquín, a diferencia de la normatividad anterior, se indican medicamentos de uso general por grupos, material de curación adecuado al tratamiento en un establecimiento de primer nivel. En el caso de los medicamentos o se especifica cuáles debe contener, lo que permite una conducta y prescripción adecuada para el manejo y derivación a la atención hospitalaria, aunado a las actualizaciones en tratamientos.

Otro elemento es la infraestructura, donde el cambio más significativo es el área de exploración e instalaciones eléctricas, ya que anteriormente se hacía mención sin considerar la normativa existente y que en la presente Norma se hace referencia con los estándares mínimos necesarios en este tipo de establecimientos. 

Por último, es importante que dentro de las acciones esenciales para la seguridad del paciente se considere el identificar a nuestros pacientes, mejorar la comunicación efectiva, fortalecer la seguridad en el proceso de medicación, reforzar las prácticas de seguridad en los procedimientos, reducir el riesgo de infecciones asociadas a la atención de la salud, prevenir el daño al paciente asociado a caídas en los establecimientos de atención médica, generar información, registro y análisis de eventos adversos y cuasi fallas, así como la cultura de seguridad del paciente en el ámbito hospitalario. 

Podemos visualizar que se hace mención y en muchísimo más en estos tiempos, la importancia de la praxis médica, por consiguiente, el contar con consentimientos informados adecuados, avisos de privacidad, manuales y procedimientos idóneos, una relación médico paciente conducida con ética, responsabilidad, contando con las capacitaciones periódicas de lo que involucra el tener un establecimiento de atención médica. 

Para consultar la Norma Oficial completa, compartimos la liga aquí.

 

1 comentario en “CAMBIOS DE LA NORMA OFICIAL MEXICANA NOM-005-SSA3-2018”

  1. LUIS ALVARADO GONZÁLEZ

    Trabajo dentro de la Secretaría de Salud y soy Gestor de Calidad, mi trabajo como Responsable del área de calidad en Infraestructura, tengo que verificar los proyectos arquitectónicos que se encuentren dentro de la norma oficial… Sus comentarios son muy acertados y servirá para todo el personal médico, paramédico, administrativo de las unidades de primer y segundo nivel de atención, así como para los diseñadores de proyectos de unidades de salud, cuenten con las herramientas necesarias para estar dentro de la normatividad aplicable.
    FELICIDADES por sus comentarios y análisis.
    Arq. Luis Alvarado González.
    Xalapa, Veracruz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×